In Blog

Todos los idiomas del mundo cuentan con términos, expresiones o palabras muy concretas que no siempre se pueden traducir con facilidad a otros idiomas. A veces el problema está en la cultura o el tono, pero por un motivo u otro, se convierten en auténticos retos para los traductores. Por eso, a lo largo de este artículo, queremos hacer un repaso a las traducciones difíciles del español a otros idiomas.

​Términos de difícil traducción

  • Trasnochar. Resulta complicado encontrar un verbo que signifique exactamente lo mismo en otro idioma. Lo habitual es usar para la traducción una perífrasis o una expresión idiomática.
  • Desvelarse. Este verbo pronominal hace referencia al hecho de no poder dormir durante la noche. Exige una expresión a su medida.
  • Estrenar. En algunos idiomas se emplea cuando se proyecta por primera vez una película o se utiliza un producto recién comprado, como prendas o calzado.
  • Merienda. Dependiendo del idioma al que se traduzca, a la hora a la que se toma en España puede ser la comida principal. Por ello, es necesario añadir una explicación a pie de página.
  • Empalagar. No suele ser fácil encontrar un único verbo que exprese el significado de esta palabra de forma completa. Es habitual usar términos que completen la definición.

Traducciones difíciles

Otras traducciones difíciles del español a otros idiomas

  • Entrecejo. Esta parte del rostro no tiene una denominación exacta en otros idiomas.
  • Puente festivo. No resulta sencillo explicar en qué consiste e incluso por qué se llevan a cabo varias veces al año.
  • Provecho. Es casi indispensable explicar qué significa, ya que existen expresiones similares, pero no idénticas. Hace referencia tanto a «buen provecho» como a «que te sea de provecho»,
  • Estadounidense. Lo habitual en otras lenguas es emplear el gentilicio «americano/a» para definir a las personas que residen en Estados Unidos.
  • Pavonearse. Términos como «orgulloso/a» no son totalmente exactos. El empleo de una frase que incluya la parte negativa del verbo es obligatorio para facilitar la comprensión.
  • Golpista. Exige una frase explicativa que elimine cualquier tipo de duda al respecto de su significado. Hay frases parecidas o ejemplos prácticos que pueden servir de ayuda al afrontar su traducción.
  • Pasado mañana. Se puede elaborar una frase que explique de qué se trata, pero resulta complicado encontrar una expresión corta que signifique lo mismo.

Traducciones difíciles del español a otros idiomas

Expresiones idiomáticas

  • La ocasión la pintan calva. Es prácticamente imposible traducirla de forma literal o explicar su origen sin tener que utilizar un párrafo complementario.
  • Montar un pollo. Sin duda, es de las que se suelen usar más a menudo y de las que provocan mayores complicaciones para los traductores. Evidentemente, existe la palabra «escándalo» en otras lenguas, pero hay que matizar muchísimo qué quiere decir esta expresión.
  • La edad del pavo. La relación entre el animal y la adolescencia no es nada fácil de expresar en apenas cuatro palabras. Ello conlleva encontrar otra expresión idiomática en la lengua de destino que sea similar y, una vez más, una explicación añadida.
  • Tener mala leche. Es casi imposible traducir esta expresión a otras lenguas. Lo más similar sería «estar de mal humor», pero cuando se habla de otra persona resulta mucho más complicado dar con el verbo apropiado.
  • No por mucho madrugar amanece más temprano. Si se lee dos veces y se intenta traducir de manera literal, el resultado no tiene ningún sentido. Como ocurre con casi todos los refranes, lo más adecuado es indicar algunos ejemplos para que se entienda su significado.
  • Te quiero. No se debe confundir con «te amo», una expresión que sí existe en otros idiomas. Si se trata de encontrar una alternativa fiel a la original, es necesario leer bien el texto original.
  • Morir por pena ajena. Presenta complicaciones tanto por el verbo como por su significado. Se recuerda que el empleo de la ironía o el humor en este tipo de frases no siempre es fácilmente comprensible por quien vaya a leer esta expresión traducida.
  • Ni calvo ni con dos pelucas. Si se opta por la literalidad, el resultado no es comprensible. De nuevo, resulta imprescindible usar algún ejemplo que facilite su traducción.

Palabras difíciles de traducir

Los retos de los traductores

Como queda claro viendo todos los ejemplos previos, las traducciones profesionales requieren de expertos capaces de comprender el contexto y las capas más profundas de cada idioma para lograr el mejor resultado posible. Estos desafíos se dan a menudo en la traducción de publicaciones en redes sociales o en las que están relacionadas con los servicios deportivos.

Idiomas que suenan bien | Traducción Ibizaárabe idioma difícil