In Blog

¿Por qué algunos idiomas resultan agradables al ser escuchados y otros producen rechazo? ¿Qué características reúnen para que sean capaces de transmitir esos sentimientos? Desde Traducción Ibiza queremos ayudarte a entender cuáles son los idiomas que más gusta escuchar desde un enfoque científico.

¿Qué factores hacen agradables ciertos idiomas?

Inicialmente, se suele considerar que aspectos como la entonación, la pronunciación y el acento son claves para que un lenguaje sea atractivo o no. De hecho, cuando alguien reconoce su preferencia por alguno, alude a estos factores. La musicalidad suele ser el aspecto más impactante.

Ahora bien, ¿es una cuestión objetiva o depende de factores individuales? La sociolingüista Vineeta Chand, de la Universidad de Essex, Inglaterra, asegura que ningún estudio científico ha logrado asociar el atractivo idiomático a algún rasgo concreto.

Dicho de otro modo: los factores culturales y personales determinan esa percepción más o menos favorable. Por consiguiente, las sensaciones que producen ciertas acentuaciones varían en función del idioma natal y del aprendizaje vivencial.

Idiomas que más gusta escuchar

Teoría de la evolución

La llamada teoría de la evolución establece que los acentos extranjeros resultan encantadores por el poder del exotismo. Igual que el ser humano se siente estimulado, casi hipnotizado, por los relatos sobre lo distinto, lo original y lo lejano, así ocurre con las palabras, las lenguas y las modalidades lingüísticas.

Teoría de los prototipos

Otro enfoque plantea la denominada teoría de los prototipos. A partir de ella, algunos científicos cognitivos hablan de un proceso de aprendizaje humano basado en versiones simplificadas e idealizadas.

Así, cuando a alguien se le pide mencionar un mamífero, difícilmente nombrará una ballena. Aludirá a un perro, un león o un cerdo porque pertenecen a la categoría ideal que, instintivamente, las personas han creado.

Como consecuencia, la experiencia personal y el legado cultural influyen poderosamente en esa percepción. De hecho, los esquimales distinguen unas treinta tonalidades de blanco y tienen muchas más palabras específicas para referirse a la nieve.

Por ello, siempre nos sentimos más atraídos por aquellos idiomas que se aproximan más a nuestras expectativas culturales y a la propia construcción de nuestro lenguaje.

Escuchar idiomas bonitos | Traductores profesionales

¿De qué depende, entonces, ese sentimiento positivo?

El atractivo de ciertos idiomas dependería, pues, de lo que las comunidades asocian a esas hablas particulares. Ello explicaría, por ejemplo, que para los estadounidenses el español mexicano resulte negativo y, para los portugueses, muy agradable.

La invasión rusa de Ucrania, por otra parte, ha puesto en la picota el ruso, al que desde la zona europea occidental se percibe ahora con recelo. Además, el alemán siempre ha sonado agresivo y autoritario, quizás porque todavía evoca el recuerdo de los grandes discursos nazis de Adolf Hitler.

Lo mismo, pero a la inversa, sucedería con los idiomas cuya pronunciación nos resulta encantadora. De ahí que resulte más sencillo aprender determinados idiomas.

Idiomas que nos gusta escuchar

Tres idiomas que suenan atractivos para los españoles

Si se hiciera una encuesta entre la población española, posiblemente habría unanimidad al elegir qué lenguas suenan más agradables y, debido a nuestra herencia cultural, serían algunos de los idiomas más hablados en Europa. Serían estas:

  1. El francés. Se identifica como el idioma del amor y la sensualidad. La sociedad española siempre ha asociado a Francia con estos conceptos. París es la ciudad de la libertad sexual, la seducción y el siempre picante cabaré, con Le Moulin Rouge a la cabeza.
  2. El italiano. Su cultura siempre se ha relacionado con el arte, la imaginación y la elegancia. Cuna del Renacimiento y del florecimiento de las artes, este lenguaje también se ha visto potenciado por la canción italiana romántica, la cual ha tenido mucho éxito en España.
  3. El portugués. El ritmo y la musicalidad son ingredientes evidentes de esta lengua que transmite el color, la alegría y la sensualidad de sus hablantes. Asimismo, cultural, geográfica e históricamente, siempre hemos sido considerados como «hermanos».

La conclusión es incuestionable: las personas sienten atracción por los idiomas que evocan conceptos, recuerdos, vivencias y emociones positivas. Es una cuestión mucho más cultural que subjetiva. Ahora que ya sabes cuáles son los idiomas que más gusta escuchar, ¿cuál es tu favorito?

¿Qué tipos de interpretación existen?