In Blog

Todos lo tenemos claro: vivimos en un mundo globalizado en el que cada vez es más habitual tratar con personas de otros países en nuestro día a día. Muchas empresas aprovechan esta apertura internacional para ampliar su negocio adentrándose en nuevos mercados en los que dar a conocer sus productos o servicios. Sin embargo, ¿qué ocurre cuando quieres exportar si no sabes idiomas? A lo largo de este artículo daremos respuesta a esta pregunta que se hacen muchos empresarios.

Cómo exportar sin conocer el idioma de destino

A continuación, te exponemos algunos de los mejores consejos para tratar este asunto con todas las garantías:

Prepara de antemano un equipo de trabajadores que sean conocedores de varios idiomas

Es conveniente que tanto tus comerciales como gerentes, socios o directivos, e incluso el recepcionista, tengan algún tipo de conocimiento bilingüe. Sería muy beneficioso para la compañía que en cada departamento haya, al menos, un integrante versado en una lengua extranjera concreta.

exportar si no sabes idiomas

Imprime a tu negocio la idea de internacionalizar la empresa

De esta manera, el personal asumirá desde el primer momento la importancia que tienen los idiomas extranjeros para vuestra expansión y éxito comercial. Una empresa en la que todos los empleados tienen claro el rumbo a seguir, superará con más facilidad todas las adversidades.

Lleva a cabo un análisis exhaustivo a fin de conocer a tu target potencial

Así, sabrás en qué lengua te merece la pena comenzar y optimizarás los costes de la transición. No te sirve nada contratar a un empleado para que aprenda a hablar en alemán si tu objetivo es empezar a vender en Francia.

Cuenta con un traductor profesional que te ayude a suplir la carencia de conocimientos

Asimismo, este profesional te servirá para fortalecer tus relaciones con los empresarios extranjeros.

Adapta tu producto a los mercados

Debes tener presente que el significado de una palabra en español puede ser totalmente distinto en EEUU o en los Emiratos Árabes. Las connotaciones de tu vocabulario profesional pueden cambiar en entornos extranjeros, hay que tener mucho cuidado con eso. Valora incluso la opción de modificar el nombre de tu marca para que se ajuste al nuevo terreno.

En el ámbito del comercio exterior, siempre conviene disponer de un socio local

Te servirá de intermediario en los acuerdos comerciales y, además, sabrá desenvolverse según los hábitos y protocolos del país en cuestión. Con un agente comercial de estas características, te aseguras el éxito comunicativo. Algo especialmente relevante en países en vías de desarrollo o mercados emergentes como China, Japón y Arabia Saudita, cuyas costumbres son opuestas a las de Occidente.

Opta por una joint venture

Nos referimos a empresas controladas por dos o más compañías independientes económicamente una de otra. El objetivo es compartir con el socio local los gastos e implantar físicamente tu negocio en un horizonte nuevo.

Exportar sin saber idiomas

Dispón de la documentación habitual en varios idiomas

Las operaciones en el extranjero suelen conllevar papeleo como el DUA (Documento Único Aduanero), certificados sanitarios, seguros, cartas de porte para los distintos medios de transporte, etc. Dado que son documentos con validez oficial tanto en España como fuera de nuestras fronteras, no ha lugar al fallo. Te aconsejamos contratar los servicios de un traductor jurado que te garantice una traducción técnica óptima.

Conoce y acepta tus límites sin arrogancia

Deja que el traductor estudie los documentos que puedan llegarte desde el extranjero y evítate las confusiones a la hora de interpretarlos.

Traduce tus contratos, patentes y manuales operativos

En las traducciones técnicas es fundamental que el profesional disponga de un glosario de términos específicos habituales en tu actividad comercial.

Exportar sin conocer el idioma

Dedica una partida presupuestaria a la contratación de una agencia de traducción

Ten en cuenta que las tarifas de estos expertos difieren dependiendo de si son traducciones técnicas o no, la urgencia, el número de documentos a tratar o la combinación de los idiomas (árabe-español, chino-español, francés-español). Lo normal es que las agencias te exijan un mínimo de caracteres para poder aceptar tu encargo. Debes saber que, contablemente, las traducciones se encuentran exentas del IVA. Por ello, no escatimes en gastos absolutamente necesarios para el crecimiento de tu empresa.

Invierte en una web multiidioma

En la actualidad, utilizar Internet para exportar al extranjero es una fantástica idea. Si tu web es ya un canal exportador en tu compañía, habilítala para que permita, como mínimo, una versión en el idioma de tu mercado mayoritario.

Bandera de AlbaniaProblemas de traducir utilizando inteligencia artificial